Control de Peso, Salud y bienestar

Refuerza tus defensas de forma natural

alimentacion sana
Si bien reforzar tus defensas es más fácil de decir que de hacer, varios cambios en la dieta, adoptar hábitos saludables y el estilo de vida pueden fortalecer las defensas naturales de tu cuerpo, para prevenir el desarrollo de enfermedades.

Para fortalecer el sistema inmune y subir las defensas del organismo es importante
aumentar el consumo de alimentos ricos en vitaminas y minerales, disminuir el
consumo de azúcares y de alimentos industrializados que posean colorantes
y conservantes, o suplementos que ayuden a aumentar la inmunidad.

Mantener un estilo de vida saludable es una de las mejores estrategias para conservar el sistema natural de defensa del organismo fuerte y eficiente. Los hábitos saludables deben mantenerse de por vida, no sólo en los momentos en que la persona se encuentra enferma, estos son algunos de ellos:
  • Realizar actividad física de 2 a 3 veces por semana, dormir de 7 a 8 horas por noche, evitar el estrés y el consumo de cigarrillo, drogas alucinógenas y bebidas alcohólicas en exceso. Si tienes problemas para dormir, intenta limitar el uso de pantallas durante una hora antes de acostarte, ya que la luz azul que emiten tu teléfono, TV y computadora puede interrumpir tu ritmo circadiano o el ciclo natural de vigilia-sueño de tu cuerpo.

actividad física

  • Tomar el sol a diario, preferiblemente hasta las 10 de la mañana y después de las 4 de la tarde, sin protector solar, para aumentar la producción de vitamina D en el organismo.

  • Consumir alimentos saludables y mantener una dieta equilibrada, que incluya la ingesta de frutas, vegetales y legumbres, de preferencia biológicos o producidos en casa sin agrotóxicos.

tomar el sol

  • Evitar el consumo de comida rápida, alimentos industrializados ricos y comidas congeladas como pizzas, lasañas, entre otros, debido a que contienen sustancias que promueven la inflamación en el organismo.
  • Beber alrededor de 2 litros de agua mineral o filtrada todos los días, aplica esta fórmula para saber cuanta es la cantidad necesaria de agua que debes tomar a diario PESO DE TU CUERPO EN KILOS dividido entre 7 es igual a VASOS DE AGUA DE 250 ML que necesita consumir cada día.

  • Come más alimentos fermentados o toma un suplemento probiótico. Los alimentos fermentados son ricos en bacterias beneficiosas llamadas probióticos, que se encuentran en gran cantidad en tu tracto digestivo. Estos alimentos incluyen yogur, chucrut, kimchi, kefir y natto. Investigaciones sugieren que una red floreciente de bacterias intestinales puede ayudar a tus células inmunitarias a diferenciar entre células normales y sanas, y organismos invasores dañinos.

dieta sana

  • Limita el uso de azúcares añadidos, los azúcares y los carbohidratos refinados pueden contribuir de manera desproporcionada al sobrepeso y la obesidad aumentando el riesgo de enfermarte. Reducir el consumo de azúcares ayuda a disminuir la inflamación y a perder peso, reduciendo así el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas que debilitan el sistema inmunitario.
Una dieta rica en alimentos para subir las defensas es fundamental, comer bien es muy beneficioso para el organismo y para sus diferentes sistemas, entre ellos el inmunológico. “Casi el 70% de nuestro sistema inmune depende de nuestra alimentación”, estos son algunos alimentos que deben estar si o si en tu dieta:
Yogurt, cítricos como mandarina, naranja, limón, kiwi entre otros; cebolla, ajo, pimentón, champiñones, jengibre, cúrcuma, hojas verdes como la espinaca, con rizada o kale, rúgula, brócoli, acelgas etc. Nueces como almendras, marañón, maní, pistacho, también pescados y mariscos.

Para concluir, puedes hacer varios cambios en tu estilo de vida y dieta para fortalecer
tu sistema inmunitario. Estos incluyen reducir tu consumo de azúcar, mantenerte hidratado,
consumir alimentos naturales, hacer ejercicio regularmente, dormir bien
y controlar tus niveles de estrés, pero lo más importante SER CONSTANTE.
Recuerda visitar a tu médico para realizar una
revisión periódica de tu salud y antes de adoptar algún tipo de dieta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.