Cuidado de la piel

Remedios Caseros Poderosos contra el Acné

Remedios naturales contra el acne

El acné es una de las afecciones de la piel más comunes en el mundo, afecta a todas las personas en algún momento de su vida. Por ello hoy queremos compartir Remedios caseros poderosos contra el acné.

Los tratamientos medicados para el acné pueden ser necesarios en algunos casos, para lo cual recomendamos la visita a un médico dermatólogo quien es el especialista ideal para el tratamiento de esta patología.

Debido a esto muchas personas se han puesto a estudiar cómo tratar el acné en casa utilizando productos naturales. Internet está lleno de consejos, y con frecuencia nos preguntamos ¿funcionan realmente los tratamientos naturales?.

Convencidos que la naturaleza puede aportar mucho y sin desconocer que en algunos casos la visita a un dermatólogo puede ser la mejor decisión, hoy queremos compartir algunos remedios caseros contra el acné que por su tradición y algunas investigaciones pueden aportar solución.

¿Qué causa el acné?

Cuando los poros de la piel se tapan con grasa y células muertas, comienza el acné.
Cada poro está conectado a una glándula sebácea, que produce una sustancia aceitosa llamada sebo. El sebo adicional puede tapar los poros, causando el
crecimiento de una bacteria conocida como Propionibacterium acnes o P.
acnes.
Tus glóbulos blancos atacan las bacterias provocando inflamación y acné. Algunos casos de acné son más graves que otros, pero los síntomas comunes incluyen puntos blancos, puntos negros y espinillas.

Son muchos los factores que contribuyen al desarrollo del acné, como la genética, la dieta, el estrés, los cambios hormonales y la participación bacteriana. Estos son algunos remedios caseros poderosos contra el acné:

1. Vinagre de manzana

Aunque no está científicamente probado que funciona para tratar el acné, este vinagre contiene varios ácidos orgánicos los cuáles pueden ayudar a combatir las bacterias presentes en estados de acné P. acnes. Estos ácidos orgánicos alfahidrociácidos (AHA’S) también ayudan a disolver el aceite y el sebo que obstruyen los poros y exfolian la piel, ayudando a eliminar las células muertas para revelar una nueva capa fresca de piel saludable.

Cómo aplicarlo en tu piel

Antes de utilizarlo en tu cara por primera vez, aplícalo en un punto de prueba para asegurarte de que tu piel no tendrá una reacción adversa. Si tu piel reacciona bien:

1. Mezcla 1 parte de vinagre de manzana y 3 partes de agua (usa más agua si tu piel es sensible).

2. Aplícalo con un algodón suavemente sobre la piel limpia.

3. Deja actuar en la piel de 5 a 20 segundos, enjuaga con agua y seca
suavemente.

4. Realiza esta rutina 1 a 2 veces por día, según sea necesario. Es importante que sepas que siempre debes usarlo en pequeñas cantidades y diluido con agua, ya que puede causar irritaciones o quemaduras.

Carbon activado

2. Arcilla Bentonita

La bentonita es un tipo de arcilla que normalmente está compuesta por cenizas volcánicas (al descomponerse) y es una arcilla muy absorbente. Durante mucho tiempo ha sido utilizada cómo un método natural para tratar muchos problemas que pueden aparecer en la piel. La bentonita tiene la capacidad de limpiar y vigorizar toda la piel. Además tiene la capacidad de hidratarla a profundidad, todo esto debido a los minerales que actuarán cada uno a su manera una vez se encuentren en contacto con la piel. Es por esto que se dice que ayuda en la limpieza de la piel en condiciones como el acné.

El pH de la Arcilla Bentonita
La arcilla bentonita, al igual que otras arcillas, es naturalmente alcalina. Su pH normalmente oscila entre 8 y 9, o ligeramente superior a 9, lo que la hace más alcalina que algunas otras arcillas que se utilizan para las mascarillas faciales. Por ese motivo, algunas personas con la piel sensible encuentran que la mezcla de arcilla bentonita con agua, u otro líquido con un pH neutro o alcalino, puede irritarles la piel.

Beneficios de la Arcilla Bentonita.

1. Hidratación profunda.
2. Piel más vital: Ayuda a que la circulación de la piel mejore.
3. Eliminación de residuos.
4. Tratamiento del acné.
Puedes preparar fácilmente una mascarilla astringente, mezclando una porción de arcilla bentonita y agua de Hamamelis Pili hasta obtener una pasta fácil de esparcir en la piel, deja actuar de 15 a 20 minutos y retira.

3. Carbón Activado

El carbón activado ayuda a reducir el tamaño de los poros y a su vez los limpia, atrae las toxinas para ayudar a “desintoxicar” la piel. También puede absorber el exceso de grasa en la piel y equilibrar sus aceites, lo que puede ayudar a eliminar el acné. El carbón activado solo se recomienda para pieles con exceso de grasa o pieles mixtas.

Puedes aprovechar la combinación de componentes por ejemplo en la Mascarilla de Arcilla Bentonita y carbón activado:
Esta mascarilla es ideal para pieles grasas, mixtas y especialmente para pieles acnéicas. Para elaborar esta mascarilla vas a necesitar:

3 cucharadas bentonita
1 cucharadita carbón activado
3 cucharadas de Agua de Hamamelis ó 3 – 5 gotas de Extracto Glicólico
de Hamamelis.
10 gotas aceite esencial de árbol de té – opcional (Ayuda a combatir el
acné, pero puede ser irritante.)
Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
Aplica sobre el rostro o espalda limpios, una fina capa de la mascarilla. Si la aplicas en tu rostro, evita aplicar en el contorno de tus ojos y los labios. Deja que la mascarilla seque y actúe por unos 15 minutos, más o menos, dependiendo del grosor de la capa y la humedad del ambiente).
Quita la mascarilla con agua fría. Puedes usar una toalla pequeña para ayudar
a quitarla totalmente. Aplica la mascarilla 1 vez por semana.
También puedes limpiar diariamente tu piel con el Jabón de carbón Pili que
tiene aceite esencial de menta piperita.

4. Aceite de árbol de té

El aceite del árbol de té es un aceite esencial, también conocido como Aceite de Melaleuca, que cuando se usa de forma tópica, se cree que puede ayudar para tratar diferentes situaciones de la piel.
Algunos estudios han mostrado que aplicar en la piel productos que contienen este aceite, reduce efectivamente el acné y hoy en día es uno de sus usos mas comunes. También demostró que puede ser muy seguro, pero puede también que se presente sensibilidad en las personas predispuestas. Puedes encontrar en el mercado productos que contienen este aceite esencial, recuerda siempre seguir las recomendaciones del fabricante.
Como remedio casero también puedes usar el aceite esencial del árbol del té en varias formas, aquí te presentamos algunas de ellas:

Opción 1:
Mezcla una parte de aceite de árbol de té con 9 partes de agua.
Humedece un hisopo de algodón en la mezcla y aplícalo en las áreas
afectadas.
Aplica crema hidratante, si lo deseas.
Repite este proceso 1 a 2 veces por día, según sea necesario.
Opción 2:
Diluir unas 4 gotas del aceite esencial con 20 gotas de agua de hamamelis y aplicar en el granito con un hisopo de algodón al menos dos veces al día.
También puedes hacerte una limpieza facial con vapor añadiendo al agua unas gotitas de aceite de árbol de té.

Mascarilla bicarbonato

5. Agua de Hamamelis

El Hamamelis (Hamamelis virginiana), es un arbusto procedente de América del Norte, una planta muy usada con fines cosméticos y se caracteriza por su enorme riqueza en taninos, lo que le confiere una fuerza muy destacada como astringente natural. Esas cualidades astringentes lo han convertido en ingrediente de muchos preparados para la piel como por ejemplo en un tónico facial y es muy indicado para su uso en pieles grasas. Por esta razón, es un gran aliado en el manejo de rutinas para el acné.
En Farmacia Droguería San Jorge, encuentras Jabón Facial Pili, con extracto de caléndula y hamamelis, y Agua de Hamamelis Pili, un tónico astringente con extracto natural de hamamelis, estos dos productos pueden ser tus aliados ideales en el control del brillo y las imperfecciones causadas por el exceso de grasa en la piel.

6. Bicarbonato de sodio

Es un polvo blanco soluble en agua que se conoce por sus múltiples aplicaciones en remedios caseros desde nuestros abuelos. Es también conocido por su poder alcalinizante. Y gracias a esta propiedad, se reconoce como una ayuda para controlar la grasa de la piel, ya que equilibra los niveles de pH en la dermis, evitando que se produzcan más aceites de lo normal, se taponen los poros y surjan los terribles granitos y espinillas. Otro de sus beneficios es que puede ser utilizado como exfoliante para eliminar las células muertas de la piel. Puedes formar una pasta con una pequeña cantidad de este polvo y agua tibia, masajear suavemente tu piel y enjuagar.
Para evitar que tu piel se reseque, aplica un hidratante posteriormente. Realiza una vez por semana.

7. Hidrata con Aloe Vera

El aloe vera es una planta tropical cuyas hojas producen un gel transparente. Uno de sus usos más populares es para el tratamiento del acné, ya que permite regenerar los tejidos desde el interior hacia el exterior, absorbiendo el
exceso de grasa ocasionado por la obstrucción de los poros de la piel. Contiene propiedades astringentes que permiten eliminar el exceso de grasa previniendo además futuros brotes de acné. Su uso diario hidrata y suaviza la piel actuando además, como un excelente restaurador.
Los expertos recomiendan usar productos con Aloe vera cuando hay presencia de acné, el Gel calmante hidrogel Pili, brinda hidratación a la piel sin aportar grasa, además de ayudar en la regeneración de la piel, evitando marcas posteriores además contiene caléndula y árnica, también reconocidos por sus beneficios para la piel. Otra forma de utilizar el aloe vera es aplicar el gel del cristal de Sábila para mascarillas faciales, puedes refrigerarlo un poco antes para una mejor sensación.

Cómo se usa

1. Raspa el gel de una planta de aloe con una cuchara. Ten cuidado de no raspar el área verde.
2. Aplica el gel directamente sobre la piel limpia como si fuera tu humectante.
3. Repite 1 a 2 veces por día, o según lo deseado.

Mascarilla de aloe vera y bicarbonato
Ingredientes:
1 Limón.
1 Cucharada de azúcar.
1 Cucharadita de bicarbonato de sodio.
Pulpa de una hoja de aloje vera.
Para preparar esta mascarilla, debemos poner todos los ingredientes en un recipiente o bol y mezclarlos hasta que quede una consistencia homogénea. Si lo deseas puedes mezclarlos con batidora. Lo mezclaremos todo hasta que se
forme una pasta. Esta pasta se aplica sobre la zona deseada y se deja actuar durante unos 20 minutos. Para retirarlo, hay que hacerlo con agua tibia. Esta mascarilla puedes aplicarla una vez por semana, solo en las noches y en el día usar un protector solar en gel o loción si tu piel es grasa y con tendencia acné.

8. Exfóliate regularmente

La exfoliación es el proceso de eliminación de la capa superior de células muertas de la piel. Se puede lograr mecánicamente con un cepillo facial o un exfoliante para eliminar físicamente las células. De forma alternativa, se puede
eliminar químicamente aplicando un ácido que estimule el desprendimiento de esas células. Conoce aquí como exfoliar tu piel con acido glicólico (vincular con el blog de acido glicólico)

Se considera que la exfoliación mejora la piel en el acné, porque elimina las células de la piel que obstruyen los poros. También se cree que exfoliar la piel ayuda a que los tratamientos para el acné sean más efectivos, ya que penetran más profundamente una vez eliminada la capa superior de la piel. Ten en cuenta que si el acné tiene lesiones inflamatorias o manifestaciones muy agresivas, no debe aplicarse exfoliación.

Si deseas utilizar cualquier tipo de ácido para exfoliar tu piel con tendencia a acné, consulta primero con tu dermatólogo.

En Farmacia Droguería San Jorge encuentras gran variedad de productos de exfoliación disponibles o puedes preparar tu propio exfoliante con nuestras recetas para hacer un exfoliante en casa (llevar al vinculo de los exfoliantes
caseros).

9. Haz ejercicio regularmente

El ejercicio promueve la circulación sanguínea, también por medio del sudor la piel elimina toxinas. El aumento en el flujo sanguíneo ayuda a nutrir las células de la piel, lo cual puede ayudar a prevenir y curar el acné. El ejercicio también tiene que ver con la regulación hormonal y nuestras hormonas son unas de las protagonistas dentro de las causas del acné. Varios estudios han demostrado que el ejercicio puede disminuir el estrés y la ansiedad, factores que pueden contribuir al desarrollo del acné.
Se recomienda que los adultos sanos hagan ejercicio durante 30 minutos, de 3 a 5 veces por semana. Esto puede incluir caminar, hacer senderismo, correr y levantar pesas.
El acné es un problema común causado por diferentes factores, sin embargo, los tratamientos convencionales pueden causar resequedad, enrojecimiento e irritación.
Por suerte, muchos remedios naturales también pueden ser efectivos. Los remedios caseros que te recomendamos puede que no funcionen para todos los que sufran de acné, sin embargo, es recomendable consultar a un dermatólogo si tienes acné severo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *